La importancia de los recursos humanos en una empresa

De acuerdo con el autor español Miquel Porret, el departamento de recursos humanos en una empresa tiene cinco funciones principales, las cuales son: la función de empleo, función de administración del personal, función de dirección y desarrollo de los Recursos Humanos y la función de las relaciones laborales, mismas que, de acuerdo con el perfil de cada organización y la dinámica de la misma pueden modificarse e incluso, surgir nuevas y al mismo tiempo, disminuir la carga de otras.

Y aunque estas funciones pueden ser desarrolladas por una sola persona, existen ocasiones en las que las empresas cuentan con departamentos y sub-departamentos para desarrollar una en particular, incluso en ocasiones, algunas tareas, como pueden ser la selección de personal y la elaboración de nóminas, se asignan a consultores externos.

La importancia de un departamento de Recursos Humanos en las empresas destaca, dado que en todas las organizaciones se realizan una serie de funciones especializadas en relación con las personas que trabajan en ella, afirma, Porret.

La importancia de estas tareas es tan alta que los expertos no han logrado determinar cuándo tuvo lugar su inicio, en lo que sí coinciden es en que ninguna civilización ha podido prescindir de las mismas para la conducción de las personas y del estímulo para los mejores resultados en el ámbito del trabajo. Desde quiénes dirigieron construcciones de obras monumentales, hasta los que recurrieron a la motivación “del personal” mediante la difusión de las creencias religiosas.[1]

¿En qué me puede ayudar una persona o departamento encargado de los Recursos Humanos?

Las tareas que puede desempeñar un responsable de Recursos Humanos son muy variadas, la Escuela de Organización detalla algunas, entre las cuales destacan:

Reclutamiento y selección de personal: Lo que se refiere a la atracción de las personas correctas para ayudar a la expansión de la empresa. Muchas veces, la premura nos orilla a llenar rápidamente un puesto, pero un responsable de Recursos Humanos reducirá el riesgo de que la selección se haga de forma errónea, considerando desde las habilidades del candidato, hasta la empatía con los valores de la empresa.

Inducción: Los primeros días de un empleado en una empresa son decisivos, en ellos entenderá la cultura de la empresa y también marcara el ritmo de trabajo, por ello es importante que el encargado del capital humano guíe durante los primeros días al nuevo talento en su camino y lo haga sentir bienvenido a su nuevo “hogar”.

Capacitación: La tarea de introducir a los empleados a la empresa no finaliza a la primera semana, la capacitación es esencial para que todos aquellos que son parte de la organización puedan desempeñar mejor sus funciones, desde herramientas técnicas, hasta idiomas.

Remuneraciones: Al acompañar a los talentos en su camino por la empresa, el encargado de Recursos Humanos conoce los resultados y puede hacer que las compensaciones se mantengan equitativas entre todos los empleados, al mismo tiempo reflejen los resultados y los mantengan motivados.

Motivación y clima laboral: Reducir el conflicto entre los empleados ayudará a mejorar el clima laboral, además de que con diferentes herramientas como beneficios y prestaciones que no necesariamente impliquen un gasto para la empresa, la comunicación, el entrenamiento y eventos en equipo, los mantendrá motivados y con ello la retención de los talentos.

[1] Porret Gelabert, Miquel, Recursos Humanos, 2006, ESIC Editorial

 

Leave a Reply