Hoy las Fintech están avanzando a pasos agigantados y están logrando la reducción del estrés financiero para los empleados de bajos ingresos y a la vez logra una mayor inclusión financiera.

 

Estudios recientes indican que hoy el avance de la tecnología aplicada a instrumentos financieros han logrado impulsar la inclusión financiera. Esta tecnología financiera oriente al empleador sobre como poder ayudar a los trabajadores mediante el acceso de ciertos créditos financieros.

Este tipo de apoyo financiero, por un lado ayuda a los empleados que transitan por algún episodio de estrés financiero, y que incluye todo, desde préstamos a corto plazo y anticipos hasta cuentas de ahorro de emergencia, a través de la deducción del salario del empleado, lo que proporciona soluciones de liquidez y crédito más eficientes, menos costosas e inclusivas para las familias de ingresos bajos.

En una reciente entrevista el cofundador y director ejecutivo Asesh Sarkar dice que el papel de la Tecnología Financiera (Fintech por su siglas en inglés) no sólo ha logrado insertarse en la industria financiera sino que ha servido para reducir el estrés financiero de los empleados de bajos ingresos, además han logrado dar un gran paso hacia la inclusión financiera.

Hasta ahora los servicios financieros habían funcionado sólo para un sector de la población económicamente activa (PEA) y que según el estudio “Estrés financiero: Crisis silenciosa del bienestar de empleado y empresarios”, realizado por Max Capital el 77% de la población en México tiene algún tipo de deuda derivado de un préstamo con alguna institución de crédito o prestamista.

Salary Finance se describe a sí mismo como “unir la experiencia en tecnología financiera con el deseo de hacer el bien”. Principalmente ofrece las mejores opciones de financiamiento para las personas con ingresos con menores ingresos.  

El 77% de la población en México tiene algún tipo de deuda derivado de un préstamo.

Es por eso que usar algo transformador como la Fintech podría lograr una mejor estabilidad financiera, porque las finanzas son una parte fundamental de la sociedad.  Los avances de la tecnología en el sector financiero no sólo ofrecen buenos rendimientos comerciales, sino también marca la diferencia.

Ahora bien, los préstamos y la educación son dos elementos que van muy de la mano, hoy el  nivel de educación financiera es muy bajo específicamente para los empleados de ingresos de  medios a bajos, y se debe a que el sistema financiero está orientado a no ser útil para este sector de la población, no hay inclusión financiera.  

Por lo anterior, las opciones disponibles para aquél sector son los préstamos con intereses altos. De ahí la importancia de la Fintech, pues proporciona producto que crean intrínsecamente buenos hábitos financieros para los trabajadores de menores ingresos.  De acuerdo con las últimas cifras la Findex para 2017, se está viviendo una inclusión financiera en crecimiento y a escala global. Lo que pasa con Fintech es que hay mucha más apertura para probar cosas nuevas e innovadoras.

En términos de inclusión financiera en general, creemos que es bastante útil. La forma clásica en que los empleados obtienen préstamos se basa en su puntaje de crédito, que tiende a analizar todo tipo de elementos de datos para tener una idea de si podrá pagar su deuda o no. Todo lo que necesita saber son tres cosas básicas: cuánto ganan, cuánto gastan y aproximadamente lo que pueden pagar cada mes.

Si quieres recibir una asesoría gratuita sobre este tema da clic aquí (insertar link de contacto).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here