3 cambios fiscales que debes recordar si eres una PyME digital

Mantenerse al tanto de los constantes cambios fiscales es un reto más al que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas. Con la más reciente reforma fiscal, publicada el 9 de diciembre de 2019, las PyMES encaran un 2020 un poco más complicado, especialmente las que están apalancadas en Internet para operar.

Para empezar, la ley considera como servicio digital a lo siguiente:

  • La descarga o acceso a imágenes, películas, texto, información, video, audio, música, juegos, incluyendo los juegos de azar, así como otros contenidos multimedia, ambientes multijugador, la obtención de tonos de móviles, la visualización de noticias en línea, información sobre el tráfico, pronósticos meteorológicos y estadísticas. Excepto cuando se trate de libros, periódicos y revistas electrónicos.
  • Los de intermediación entre terceros que sean oferentes de bienes o servicios y los demandantes de los mismos. Excepto cuando se trate de intermediación que tenga por objeto la enajenación de bienes muebles usados.
  • Clubes en línea y páginas de citas.
  • La enseñanza a distancia o de test o ejercicios.

¿Cuáles fueron las principales modificaciones y qué es lo que significan para las PyMES en línea? Te compartimos las principales.

1. Cobro de ISR a plataformas digitales. No importa si no eres dueño de Amazon, Mercado Libre, Uber o Netflix; si tu PyME ofrece juegos, noticias en línea, descargas de contenido multimedia, enseñanza a distancia, renta de inmuebles en línea o venta de productos o servicios mediante marketplaces, cada mes deberás aplicar la tasa de 16% o las contraprestaciones cobradas y pagar mediante declaración electrónica hasta el día 17 del mes siguiente. 

2. Si percibes ingresos al trabajar en una de estas plataformas digitales, se te aplicará un porcentaje de ISR. En el caso de Uber, por ejemplo, si ganas hasta $5,500 pesos al mes se te aplicará un 2% de ISR. Dependiendo de los ingresos que reporte al mes en alguna plataforma de hospedaje, la retención del ISR será de entre el 5% y 10%. Por ejemplo, esta última tasa aplica para quienes generen ganancias de más de $35 mil pesos al mes. Además, queda claro que quien perciba un ingreso por medio de estas plataforma deberá expedir  comprobantes fiscales digitales.

3. Los vendedores de bienes o servicios por internet tendrán que proporcionar datos que antes no se les solicitaban. Ahora tendrán que proporcionarle al prestador de servicios digitales datos como nombre, RFC, CURP, domicilio fiscal y CLABE bancaria. De no proporcionar el RFC se podrá efectuar una retención del 20% sobre el total de los ingresos.

>