Uno de los cambios más drásticos que trajo consigo la pandemia para el mundo laboral; es mayor énfasis en el cuidado de los empleados o colaboradores. Los meses de encierro y el rápido cambio hacia el trabajo remoto tuvieron un efecto particularmente adverso en su salud, por lo que es de suma importancia poder ofrecer prestaciones laborales.

Según datos de la UNAM, durante el 2020 el 75% de los trabajadores en México reportó tener algún tipo de estrés provocado por el uso excesivo de medios tecnológicos durante el horario laboral. Esto se refleja en sentimientos de preocupación, ansiedad y efectos físicos como problemas de sueño o caída del cabello.

Sin duda, es un factor a considerar ya que el trabajo remoto o las estancias flexibles en la oficina seguirán siendo medidas estándar; por lo menos en los próximos meses. Para retener talento, lograr mejores reclutamientos, incrementar la productividad, y sobre todo, procurar el bienestar general de los trabajadores, los empleadores deben procurar una nueva política de prestaciones laborales que incluya beneficios relacionados con la salud mental.

También te puede interesar: Cómo conectar con tus empleados en un mundo digital.

Aquí hay tres ejemplos de lo que puede incluir esta política:

Servicios de guardería

Tener a los hijos en casa ha sido uno de los principales retos de madres y padres trabajadores durante los últimos meses. Ofrecerles acceso a un servicio de guardería para ellos –ya sea propio o tercerizado, que pueden utilizar cuando las medidas de sanidad lo permitan– podría ser un gran incentivo en forma de beneficio laboral.

Préstamos de nómina

La falta de estabilidad financiera puede ser un factor que empeore la salud mental de los colaboradores, por lo que tener la alternativa de acceder a un préstamo de nómina, provisto directamente por su empleador, es sumamente importante.

Cobertura de salud mental

Una cláusula adicional en el seguro de gastos médicos que incluya acceso a servicios de salud mental. Como sesiones con psicólogos o terapeutas, puede ser el punto decisivo para que un empleado decida continuar su trabajo o participar en una nueva empresa.

Leave a Reply