Recuperación económica

Después de atravesar los efectos económicos más severos que provocó la pandemia, recientemente han surgido varios factores que parecen indicar una recuperación económica muy prometedora. Estimaciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) sugieren que para este año habrá un crecimiento mundial del PIB de un 5,6%; un punto porcentual mayor al que se estimaba en diciembre de 2020.

Las estimaciones varían por país, pero la Secretaría de Hacienda de México también indica que el PIB nacional crecerá en un porcentaje similar: un 5,3%.

Esta recuperación económica mundial tendrá un apalancamiento gracias a tres factores clave:

La vacunación contra el Covid-19.

Mientras más personas vayan vacunándose, menos probabilidad habrá de que adquieran el virus y más confianza tendrán para reincorporarse a las actividades que realizaban previo a la pandemia. O incluso de hacer cosas que no hubieran pensado hacer antes.

El comportamiento de los consumidores.

A pesar de que tuvieron un año complicado –tan solo 12 millones de personas perdieron su empleo en México–, los consumidores estarán dispuestos a salir e incrementar su consumo mediante algún apalancamiento financiero. Ya se ve un incremento en gasto por consumo en países donde hay altos índices de vacunación. Además de que el gasto mediante tarjetas de crédito ha vuelto a niveles de 2019, más del 50% de los consumidores están dispuestos a gastar más en sí mismos en los próximos meses, según la firma McKinsey.

Una forma híbrida de trabajar.

Aunque el home office, las videollamadas y el freelancing incrementaron su popularidad durante la pandemia, es muy posible que el retorno a las oficinas físicas no desaparezca estas prácticas. Se estima que un porcentaje importante de los que aprendieron a trabajar a distancia elegirán este formato si se les da a elegir, con lo que tendrán mayor flexibilidad de viajar mientras trabajan.

A nivel empresa, será importante observar estos indicadores para replantear la oferta al público; elegir algún tipo de apalancamiento para crecer, y ampliar las posibilidades para atraer a los consumidores. Es una gran oportunidad para crear o crecer un PYME, especialmente en términos de nuevos productos o contratación para fortalecer el negocio, sin embargo, la recuperación económica puede ser especialmente difícil para ciertas empresas, es por ello que un crédito PyME sería una buena alternativa para apalancar el crecimiento deseado. MaxCapital puede ayudarte a encontrar el servicio adecuado para lograr el apalancamiento que necesita tu negocio ante esta oportunidad histórica. Contáctanos aquí para una consulta personalizada. 

Leave a Reply